Ahí van cinco consejos elementales para diseñar materiales didácticos para la clase de español para extranjeros, para que los materiales que entregues a los alumnos sean legibles, claros y agradables para la vista. También te voy a explicar cómo descargar e instalar un tipo de letra y voy a mencionar algún programa gratuito de diseño.

Diseño de material didáctico educativo

 

Primero de todo, estoy segura de que ya tienes un conocimiento, como mínimo intuitivo, de las reglas básicas del diseño. Ahora puedes ponerlo a prueba. Aquí hay dos hojas de trabajo diseñadas de manera diferente, pero con el mismo contenido. La número uno sería un ejemplo de un diseño mejor y la dos peor. ¿Por qué piensas que la de la derecha resulta más agradable para la vista? ¿Puedes adivinar los consejos que te voy a dar?

Aquí van las recomendaciones sobre cómo diseñar materiales didácticos para la clase de español para extranjeros:

  1. ELEGIR EL TAMAÑO CORRECTO DE LA FUENTE

Lo primero de todo es tener en cuenta los requerimientos especiales que pueda haber de alumnos con visión limitada que necesiten apuntes con tipos de letra mayores. Frecuentemente, en grupos de adultos hay gente mayor que tiene problemas de vista que no consideran que deban advertirnos. Hay que prestar atención durante la clase y adaptar los materiales para todos los estudiantes. En caso de duda, podemos considerar, como mínimo, un tipo de letra 12 en clases de adultos. No obstante, el tamaño por sí solo no garantiza que una hoja de trabajo sea clara.

  1. USAR EL CONTRASTE ENTRE ELEMENTOS

El contraste es un recurso que ayuda a diferenciar elementos de un texto. Es más agradable mirar una hoja de trabajo con título, enunciados y otros componentes diferenciados, que leer un texto en el que tanto el título como el cuerpo tengan la misma fuente de igual tamaño.

Ahí se puede jugar tanto como queramos. Un título enorme puede resultar muy atractivo. Los enunciados también se tienen que diferenciar de las otras partes del ejercicio, por ejemplo, con negrita o sin negrita puede bastar, pero también podemos hacer un enunciado en negrita un poco grande Sans Serif y un texto Serif en cursiva más pequeño, por ejemplo.

Un aviso: no hay que abusar de la variedad de fuentes, tres fuentes diferentes en una hoja de trabajo es bastante variedad para el ojo. Una hoja con muchas tipografías, a parte que no sepamos bastante de diseño, resulta caótica.

el contraste es importante

  1. DEJAR ESPACIO EN BLANCO Y SEPARAR LOS ELEMENTOS

Este podría ser el consejo más importante. Es importante que la hoja de trabajo “respire”, que tenga márgenes grandes, suficiente espacio entre actividades y espacio en blanco. En algunas ocasiones es mejor dejar un espacio entre líneas más pequeño para conseguir márgenes más grandes que un interlineado grande con márgenes pequeños, o usar un tamaño de letra menor, o crear columnas para poder liberar espacio. He visto libros de texto con márgenes estrechos y poco espacio en blanco. En mi humilde opinión, es un gran error, el ojo se satura y la reacción más normal es de rechazo.

espacio

  1. ACERCAR LOS ELEMENTOS QUE PERTENEZCAN A UN MISMO EJERCICIO

La percepción tiende a agrupar los elementos cercanos. Si separamos demasiado dos partes de un mismo ejercicio o juntamos demasiado dos ejercicios, puede confundir. Aunque es evidente, resulta fácil cometer este tipo de errores.

 En el blog encontrarás entradas con materiales gratis, por ejemplo en esta: Los genios y sus rutinas.

  1. ELEGIR EL TIPO DE LETRA ADECUADO

5.1. ¿Serif o Sans Serif?

Las fuentes Serif son aquellas en las que cada letra tiene una pequeña cola o línea de unión con la letra siguiente. Este es el caso de la Times New Roman, Georgia, Cooper Black, etc. ¿De qué sirve? Nos facilita la lectura. Es especialmente adecuada para textos extensos. La mayoría de las veces no son adecuadas, por ejemplo, para una presentación de PowerPoint o una página web.

Las fuentes Sans Serif no tienen esa línea de unión, algunas de ellas son la Calibri, Arial, Helvetica, Gill Sans, etc. Son más sencillas e indicadas para leer textos cortos como pueden ser los enunciados de los ejercicios o los esquemas gramaticales.

Tipografía-Serif-Sans-Serif-para-materiales-didácticos.png

 

5.2. Fuentes estilo manuscrito

Hay que considerar que las fuentes que imitan la escritura a mano suelen ser menos legibles. Ahora bien, muchas veces queremos representar una conversación, un diálogo corto, un texto breve escrito a mano o un título estilo artesanal. En este caso, las fuentes estilo manuscrito son adecuadas para nuestro fin. En cambio, un texto largo en una letra estilo manuscrito puede fácilmente resultar cansino. Con la cursiva también podemos conseguir también un poco de efecto de escritura a mano.

Hecho-a-mano.png

5.3. Fuentes decorativas

Cada tipo de letra comunica algo. Hay tipografías medievales, futuristas, cursis, heavy metal, terroríficas, amorosas, de los 80, de todos tipos. Dependiendo de lo que queramos comunicar, podemos usar un tipo de letra u otro. Normalmente cuanto más elaborada sea una tipografía, menos clara es. Por eso, por lo general, es mejor usar estos tipos de letra complejos en títulos y no en textos. Y como ya he mencionado antes, es recomendable usar poca variedad de fuentes en una sola hoja.

Tipografía variada

 

6. ¿CÓMO INSTALAR UN TIPO DE LETRA NUEVA EN EL ORDENADOR?

Instalar tipos de letra nos ayuda a crear hojas de trabajo imaginativas y variadas. Te ayudará a saber cómo diseñar materiales didácticos. Es muy sencillo. Estos son los pasos:

  • La buscamos en el navegador de internet. Por ejemplo: “fuente estilo japonés”.

Fuente japonesa

  • Abrimos el archivo que habremos descargado y clicamos en instalar.

Fuente japonesa2

  • Ya está. El tipo de letra aparecerá en la lista de fuentes de cualquier programa que usemos. Podemos instalar otros alfabetos, como el fonético, el código morse o jeroglíficos.

Jeroglífico_ejemplo

 

7. ¿QUÉ PROGRAMAS GRATUITOS PUEDO USAR?

Para crear las hojas de trabajo yo uso el Publisher para Microsoft, en muchos ordenadores se puede descargar gratuitamente. Es manejable, completo y tiene muchas funciones distintas. Otra herramienta gratis que utilizo cuando quiero diseñar con más imágenes es Canva, en canva.com.

Estos consejos que acabo de escribir los aprendí mientras hacía un curso de diseño gráfico hace años, no son consejos de una persona experta, sino conocimientos básicos de una profesora aficionada a diseñar sus propios materiales. En mi caso, aplicarlos me ayudó a mejorar mis materiales. Ahora intento pensar en estos pequeños trucos y tenerlos en mente cuando creo hojas de trabajo. Espero que te ayude a diseñar tus materiales didácticos.

 

A %d blogueros les gusta esto: